PBX:(503) 2102-3984

Importancia de las verduras y hortalizas

Nos brindan una comida con bajas calorías, pero rica en fibra, vitaminas y minerales. Cuando se consumen frescas, es conveniente ajustar su consumo a su temporada, para aprovechar todos sus micronutrientes.

El mundo vegetal debería tener más presencia en nuestra dieta diaria. Especialmente en la alimentación de los más pequeños, cuyo paladar parece sólo apreciar el sabor de los carbohidratos simples. Convertirlas en protagonistas es una reivindicación saludable y sabrosa.

Muchas veces degustamos de ellas como acompañamiento, pero con ellas se pueden hacer variedad de platos con exquisito sabor. Por ejemplo al preparar una ensalada y se incluyen alimentos de otros grupos, como carnes, pescados, quesos, pastas, arroz o legumbres , logramos un plato equilibrado y sin carencias nutricionales.

Entre las razones para consumir más vegetales encontramos:

  • Los vegetales y hortalizas son ricos en potasio y sodio, ayudando a eliminar la retención de líquidos, propia de estos alimentos . Por esta razón, al consumir vegetales y hortalizas prevenimos la hipertensión y la hinchazón de vientre y piernas provocada por la retención de líquidos.

  • Los vegetales y hortalizas son alimentos que carecen de grasas y son pobres en calorías, por lo que ayudan a mantener el peso y combatir la obesidad. El resultado menos colesterol y triglicéridos y por tanto, menos patologías cardiovasculares. Así produciendo una calidad de vida para sus consumidores.

  • Las verduras son ricas en minerales como hierro, zinc, fósforo, potasio, calcio, magnesio o cobre, micro-nutrientes imprescindibles para el buen funcionamiento de nuestro organismo. Y esencial para los pequeños que están en crecimiento.

  • El aporte vitamínico de los vegetales y hortalizas tiene efectos muy beneficiosos para el organismo. Por ejemplo, la vitamina A y C mantiene fuertes nuestras defensas contra las infecciones y que nuestro sistema inmunológico este fuerte, mientras que las vitaminas del grupo B fortalecen nuestro sistema nervioso y combate con el estrés. Las fibras ayudan a regular el tránsito intestinal y, por su parte, los antioxidantes reducen considerablemente el envejecimiento y los radicales libres que previenen la aparición de determinados tumores y células cancerosas.

Por ello es muy recomendable comer todos los días unos pocos vegetales crudos, porque se potencian sus beneficios al no perderse en la cocción ninguna de las vitaminas, nutrientes, minerales y antioxidantes.



Fuente: Sabor Mediterráneo